Bolsas en los ojos: métodos y remedios para evitarlas

Bolsas en los ojos

Si al llegar a la universidad o puesto de trabajo tus compañeros te preguntan si no estás descansando lo suficiente, puede ser porque tienes una mirada fatigada. Los rasgos más asociados al cansancio suelen ser ojeras y/o bolsas en los ojos. No necesariamente son lo mismo pero la mayoría de tratamientos no hacen distinción alguna entre los dos.

Distintos factores pueden reflejar cansancio en la mirada de las personas. No necesariamente implica que estés cansado. Es común que tras una noche normal de sueño tu rostro esté muy fatigado.

Es necesario aclarar que el principal factor para las bolsas en los ojos es genético. Por herencia se ven afectadas las características de tu piel como: color, consistencia, grosor de la piel y cantidad de tejidos que almacenan grasa.

Sin embargo, siempre hay alguna solución o tratamiento para mejorar la apariencia y calidad de tu piel. En este artículo encontrarás causas y tratamientos útiles para mejorar la apariencia y salud de la piel.

Sigue leyendo si quieres saber por qué salen bolsas en los ojos y cómo se quitan con los mejores métodos y remedios caseros. ¡Vamos a ello!

¿Qué causan las bolsas en los ojos?

El cansancio y fatiga son la principal, más no única, causa de las bolsas en los ojos. Una mala noche de sueño produce dilatación en los vasos sanguíneos, así como pérdida de elasticidad en la piel, principalmente debajo de los ojos ya que la piel que se sitúa allí es más fina en comparación con el resto.

Un consumo excesivo de tabaco, alcohol e ingesta de alimentos altos en grasa. Estos tres factores alteran la salud de tu piel, haciéndote perder elasticidad, vitaminas, minerales y deshidratándola.

Por tanto, al no tener consistencia la piel se descuelga y aparecen las bolsas en los ojos. Además, la ingesta de alimentos altos en grasa propicia que se almacene en esta zona ya que el tejido adiposo funciona como reserva de grasa.

Adicionalmente, el consumo de alcohol y tabaco no permite la correcta oxigenación del cuerpo y por tanto en los vasos sanguíneos surgen coágulos que hace ver esta zona protuberante y muchas veces de un color más oscuro.

No tomar suficiente agua es una causa muy común de las bolsas en los ojos. La deshidratación de la piel ocasiona que ésta pierda elasticidad, que pierda sus propiedades regenerativas y por tanto la piel se descuelga ocasionando esta característica antiestética.

Por supuesto una mala alimentación propicia todos estos malos efectos. Si no llevas una buena dieta basada en frutas y verduras que aporten nutrientes, vitaminas y minerales a tu cuerpo, tu piel se verá envejecida, cansada y sin brillo.

Envejecimiento, herencia y ojos soñolientos

A medida que pasan los años, las estructuras de los tejidos y los músculos que sostienen los párpados se debilitan. La piel puede comenzar a caerse y la grasa que normalmente está confinada al área alrededor del ojo (órbita) puede moverse hacia el área debajo de los ojos.

Además, el espacio debajo de los ojos puede acumular líquido, haciendo que el área debajo de los ojos parezca hinchada. Estos son algunos de los factores que causan o empeoran este efecto.

  • Falta de sueño
  • Alergias
  • Fumar
  • Herencia – las bolsas debajo de los ojos pueden ser hereditarias
  • Genética

Sí, la fuente de la juventud es un mito que muchos de nosotros desearíamos poder probar que es cierto, pero la realidad es que no podemos volver atrás en el tiempo.

“Con el proceso de envejecimiento, los ligamentos debajo de los ojos que retienen el tejido graso comienzan a debilitarse, y el tejido puede caer hacia adelante para formarse bajo las bolsas de los ojos”, comenta Ryan Nakamura, un médico de la red VSP en Natomas Optometry en Sacramento, CA.

Junto con la edad, la herencia puede ser otro iniciador de las bolsas en los ojos. Aunque no se puede tratar la causa subyacente, ser creativo con un corrector de calidad y un poco de crema revitalizante es un enfoque prometedor para disfrazar la “herencia”.

Otra causa de las bolsas en los ojos es simplemente la falta de sueño. Esto sucede porque tu sistema circulatorio se mueve más lentamente cuando estás durmiendo, dejando exceso de líquido debajo de los ojos.

Un cuerpo que no está descansado (o que está estresado) puede evitar que el sistema circulatorio elimine este líquido extra incluso después de haber estado despierto por un tiempo.

Las bolsas en los ojos por la mañana o la hinchazón son normales“, dice el Dr. Nakamura, “pero las bolsas en los ojos que persisten durante todo el día pueden ser una señal de que tu cuerpo necesita dormir más. Ocho horas por noche es una buena meta“.

Aunque la edad, la herencia y el sueño son las principales causas de las bolsas debajo en los ojos, el Dr. Nakamura dice que “hay muchas causas menos comunes como infecciones de los senos paranasales, problemas de tiroides o riñones, desequilibrios hormonales, alergias a los alimentos o al polvo, deficiencia de hierro, cafeína excesiva y tabaquismo“.

¿Cómo eliminar las bolsas en los ojos?

Seguro que ya sabes que debes dormir más y tratar de eliminar el estrés en tu vida, pero ¿cómo puedes lidiar con las bolsas en los ojos mientras tanto?

El Dr. Nakamura sugiere probar los siguientes remedios:

  • Prueba con una compresa fría sobre los ojos. Esto ayudará a reducir la hinchazón.
  • Prepara dos bolsitas de té verde y déjelas enfriar. Ponlas sobre tus ojos durante unos 10 minutos para promover la circulación y reducir la hinchazón.
  • Eleva la cabeza mientras duermes y deje que la gravedad haga el trabajo de prevenir la acumulación de líquido.
  • Evita los alimentos y bebidas que fomenten la retención de líquidos, como el alcohol, el café, el azúcar blanco, los alimentos fritos, la harina blanca y la sal. Además, reduce la ingesta de carbohidratos.

El Dr. Nakamura también comenta: “Si las bolsas de tus ojos persisten por más de una semana o empeoran rápidamente, consulta a tu médico de cabecera porque esto podría ser una señal de un problema médico subyacente más significativo”.

Tratamientos para quitar las bolsas en los ojos

Las bolsas en los ojos suelen ser una preocupación estética y no requieren un tratamiento específico. Los tratamientos caseros y de estilo de vida pueden ayudar a reducir o eliminar los ojos hinchados.

Existen tratamientos médicos y quirúrgicos disponibles si te preocupa la aparición de inflamación debajo de los ojos. El tratamiento puede no estar cubierto por el seguro médico si se realiza únicamente para mejorar su apariencia.

Cuando las bolsas apenas están comenzando a verse, es cuando puedes atacarlas con algunas de las recomendaciones dadas anteriormente, ya que es el momento indicado para tratarlas.

Cuando ya son casos más graves o de mucho tiempo, la única opción que queda es la cirugía plástica.

Este es el camino que elige la mayoría de las personas cuando son casos de origen hereditario, que también pueden presentarse. Dicha cirugía permite al paciente la reestructura del colágeno y sus fibras de elasticidad.

El método o tipo de cirugía dependerá de las características individuales del paciente. 

Las técnicas son variadas y puede darse mediante una cirugía externa, la cual consiste en un corte que se realiza a nivel de las pestañas, por debajo del párpado inferior. Por otro lado, también existe la operación transconjuntival que es aquella que se ejecuta por la parte interna del párpado.

Terapias para las bolsas en los ojos

Varios tratamientos para las arrugas se utilizan para mejorar la apariencia de la hinchazón debajo de los ojos. Éstos incluyen el rejuvenecimiento con láser, las exfoliaciones químicas y los rellenos, que pueden mejorar el tono de la piel, tensarla y rejuvenecer el aspecto de las bolsas debajo de los ojos.

Blefaroplastia

Dependiendo de lo que esté causando las bolsas en los ojos, la cirugía de párpados (blefaroplastia) puede ser una opción de tratamiento. Durante la blefaroplastia (BLEF-uh-roe-plas-tee), el cirujano elimina el exceso de grasa a través de una incisión en el pliegue natural del párpado superior o dentro del párpado inferior. Luego se unen a la piel con pequeños puntos de sutura que disuelven la piel. El procedimiento generalmente se realiza como un procedimiento ambulatorio.

Además de corregir las bolsas debajo de los ojos, la blefaroplastia también puede reparar:

  • Párpados superiores flojos o hinchados
  • Exceso de piel del párpado superior que interfiere con su visión
  • Párpados inferiores caídos, que pueden hacer que el blanco aparezca debajo del iris, la parte coloreada del ojo.
  • Exceso de piel en los párpados inferiores

Habla con tu médico sobre los efectos secundarios de la cirugía de párpados: ojos secos, ojos llorosos, dolor, hinchazón, moretones y visión borrosa.

Las complicaciones poco frecuentes incluyen pérdida de la visión, hemorragia, infección, lesión de los músculos oculares, abrasión corneal y caída de un párpado.

Cambios alimenticios

Beber suficiente agua le da a la piel la elasticidad, consistencia y suavidad necesaria para que la piel no descuelgue, así lucirá mas joven, suave y radiante. Mencionando también, que una piel hidratada es más propensa a cicatrizar de forma correcta sin dejar marcas o cicatrices. Así que se normalizará incluso el color de las ojeras.

Consumir suficientes frutas, verduras, proteínas y minerales propicia la absorción de vitaminas y minerales que poco a poco irán disminuyendo las bolsas en los ojos. Además, propicia la oxigenación y circulación. Lo que promueve que no se dilaten los vasos sanguíneos ni se produzcan coágulos, mejorando la apariencia y el color de las ojeras.

Si de evitar la acumulación de líquidos en la piel del rostro se trata, hay dos tips muy eficaces: el primero es disminuir el consumo de sal diaria. Ésto evita que se acumule líquido en zonas como la parte superior e inferior de los ojos.

Otro truco es, cada noche al dormir utilizar una almohada de manera que se haga un desnivel significativo y así los líquidos no se acumulen en el rostro mientras duermes. Además, evitar dormir boca abajo o de costado es muy eficaz para evitar esta acumulación de líquidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *