Cómo bañar a un cachorro de perro de forma correcta paso a paso

Delante la arribada de un hijuelo de perro a casa, es común que la emoción nos embargue y con ello que no pensemos en cuidados como el baño. Puede incluso que creas que durante el primer año de vida del perro no es necesario que pase por la bañera, pero ¿qué hacer en el caso de que se ensucie? La esencia es consultar al veterinario aunque además puedes guiarte con estos pasos en los que te explicamos cómo bañar a un hijuelo.

Nuestro hijuelo acaba de aparecer a casa, y en los primeros días estamos ocupados en mimarlo para conocerlo, pero de todos modos nos asaltan muchas dudas y una de las principales es acerca de cómo y cuándo enjuagar al hijuelo. Lo principal, ayer de ponerlo en el agua, es dejar que familiarice con el nuevo entorno, los espacios y los componentes de su nueva clan, y a posteriori hacer lo que ahora te explicamos.

Cómo bañar a un hijuelo

como bañar a un cachorro

  1. Una de las claves a la hora de darle su primer baño a nuestro hijuelo es evitar traumatizarlo de inmediato sin dejar de rememorar que quizás todavía extrañe la dulzura y el calor de su religiosa. Deja que el perro se acostumbre a los olores, y sobre todo, debes procurar que se sienta bienvenido y una parte integral de la clan.
  2. Al principio además podemos usar jabones en seco, que sean delicados y adecuados para la piel de nuestro hijuelo. O usar un paño suave y humedecerlo con agua tibia. Una vez hayas rematado de lavarlo, tienes que acariciar y acurrucar al perro de modo que se sienta protegido.
  3. Cuando nos demos cuenta de que está astuto (no ayer de un mes a posteriori de aparecer a casa y a los dos o tres meses de momento) podemos proceder con el baño tradicional en la bañera de casa, o en un recipiente fuera en el floresta.
  4. Las primeras veces es importante que utilices muy poca agua y por otra parte no estarás de más que le distraigas con alguno de sus juguetes de modo que lo puedas bañar sin problema.
  5. En el momento en el que tengas que bañar al hijuelo, será importante que uses por otra parte una porífero suave, un labia específico para perros, y que frotes sutilmente sobre el espalda, las patas y la barriga, teniendo mucho cuidado de evitar capital, luceros y oídos.
  6. Cuando ya hayamos superado ese primer baño al hijuelo, las próximas veces puedes intentar guatar la bañera o el recipiente hasta que el agua le llegue al pecho.
  7. Posteriormente de haberlo enjabonado, simplemente enjuaga al hijuelo con agua tibia, evitando la ducha de mano que puede causarle miedo. Es mejor que le tiremos el agua directamente al pelo con la ayuda de un vaso o pasarla directamente con la mano mientras masajeamos todo el cuerpo del perro.




Source link

Leer más  Cómo hacer manualidades fáciles para Carnaval 2020

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *