Cómo decorar la mesa para el Día de San Valentín

Entre los mejores planes para celebrar San Valentín, la idea de una velada romántica en casa es poco que seduce a muchas parejas, de modo que si has decidido preparar una cena solo para dos, tienes que tener igualmente en cuenta la ornamentación de la mesa para que tu celebración del día de los enamorados sea perfecta. Veamos a continuación, cómo ornar la mesa el Día de San Valentín con ideas sencillas pero igualmente muy románticas.

La del 14 de febrero es una momento verdaderamente específico. Las parejas de enamorados viven este día celebrando su bienquerencia, y aunque existen planes que van desde una escapatoria romántica a hacer reserva en un restaurante caro, igualmente podemos acogerse a una cena íntima que en ocasiones, es sin duda la mejor opción de todas. El menú será el que más os guste a los dos, pero para la ornamentación de la mesa puedes designar varias ideas, todas ellas basadas en el bienquerencia.

Cómo ornar la mesa el Día de San Valentín

decorar mesa san valentín

Uno de los primeros detalles fundamentales que tener en cuenta para conocer cómo ornar una mesa para el día de San Valentín son las flores, que se pueden colocar en hermosos jarrones con arreglos florales, o igualmente podemos optar por designar rosas rojas cuyos pétalos podemos divertir por encima de la mesa, rodeando las copas y platos.

Otro consejo es crear centros de mesa personalizados con la ayuda de vasos,  o copas que tengas en tu hogar. Qué tal por ejemplo, colocar unos cuantos pétalos formando un pequeño corazón, con una vela en el centro, y cubriendo todo con una copa puesta del revés.

Se pueden usar igualmente candelabros o igualmente un búcaro sin rodeo en el que colocar flores y velas flotantes. 

Las servilletas envueltas con lazos de cinta roja son muy simples de hacer y ayudan a dar ese toque delicado a la ornamentación para el día de San Valentín de modo que es otra buena idea a la que acogerse para ornar tu mesa. Incluso puedes cambiar en pequeños detalles decorativos, como adornos de corazón, tarjetas personalizadas, manteles de color rojo, o sencillamente un mante en color blanco y una servilleta en rojo.

El rojo, es de hecho un símbolo de pasión, de modo que tiene que ser uno de los colores que no te falte en la ornamentación de tu mesa para San Valentín. Ahora no debes maltratar siquiera. Si optas por un mantel rojo, puedes designar servilletas en blanco y al revés.

Incluso debes tener presente en tu mesa de San Valentín un par de copas para celebrar esta cena con la bebida favorita de la pareja, que debe disfrutarse con toda suavidad y irreflexión, ya que la incertidumbre es muy específico.

Por postrer, siempre será bueno ofrecer el regalo de San Valentín durante la cena, y en el caso de que se poco pequeño, puedes optar por «esconderlo» quizás debajo de la servilleta o tal vez como «postre final», tapado en un plato con el que sorprender a tu pareja.

Leer más  Cómo quitar Gases del Estómago




Source link

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *