Cómo usar las mascarillas para protegerse del coronavirus correctamente

La cesión de mascarillas está llegando a niveles máximos oportuno a la expansión del coronavirus por el mundo. Parece que en ningún rincón del planeta nos podremos proteger de este virus potencialmente mortal. Las mascarillas y los geles desinfectantes son la única armas que la población posee para poder hacer frente al contagio masivo de esta enfermedad. No todas las mascarillas son iguales, ni protegen de la misma forma. Hay que tener muy claro el tipo de mascarilla y la forma de colocársela para que sea efectiva. Toma nota de todo lo que necesitas asimilar para protegerte del coronavirus.

Coronavirus: Qué tipo de mascarilla protege

Ir por la calle con la mascarilla no evitará falta. Solo el personal retrete y las personas que atiende a los infectados debe colocársela. De esta guisa evitará el virus pueda afectarle, aunque no son del todo seguras.

Las mascarillas tipo FFP3 son las únicas que protegen frente a venenos, tóxicos, aerosoles y humo. Según el Tarea de Sanidad este maniquí o el FFP2 son los más recomendables para poder hacer frente al coronavirus, las demás marcas o modelos no son efectivos.

La FFP3 tiene una barrera de protección de un 98% y el maniquí FFP2 de menos de un 92%. Aunque siempre existe el miedo al contagio y haya un porcentaje bajo de que el coronavirus nos afecte, este tipo de mascarillas son las únicas que garantizan una cierta efectividad. Los demás modelos no sirven para falta.

Cómo ponerse la mascarilla para ampararse del coronavirus

  • El primer paso para ponerse la mascarilla es lavarse correctamente las manos. Desinfectaremos aceptablemente este factor antaño de ponernos la mascarilla, de lo contrario podemos estar generando un contagio inminente. Lavamos las manos con desinfectante, trinque o agua y zalamería.
  • Se debe cubrir la boca y la hocico. No debe salir ningún espacio entre la cara y la máscara o dejaremos entrar cualquier factor imagen. Se recomienda no tocar la mascarilla mientras se usa. Si la tocamos nos volveremos a purificar las manos antaño.
  • La mascarilla se cambiará cuando esté húmeda y nunca se debe reutilizar. Se desechará para retornar a originarse el proceso de lavarse las manos y colocarse la nueva. Se quita por detrás y no se toca la parte delantera.

A continuación, nos lavamos las manos de nuevo, desinfectamos y ponemos una nueva mascarilla. Solo de esta guisa conseguiremos evitar el contagio o minimizaremos al mayor cualquier peligro frente al coronavirus.




Source link

Leer más  REMEDIOS FÁCILES PARA QUITAR LAS PECAS

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *