Cómo quitar manchas con remedios caseros

Quitar manchas

Es un horror tener que quitar manchas en la ropa y en los textiles. Pero eso no tiene por qué ser así. Después de todo, existen diferentes remedios caseros con los que se pueden combatir eficazmente las manchas pequeñas y grandes. No importa si son manchas de sangre, de vino tinto, de cera o de grasa. Con los siguientes consejos sobre quitar manchas podrás recuperar cualquier prenda de ropa, alfombras o incluso muebles tapizados sin dejar ningún residuo.

Sigue leyendo este artículo si quieres aprender a eliminar cualquier tipo de mancha sin importar el lugar o material.

Consejos para quitar manchas

A todos nos ha pasado alguna vez. Los fideos con la deliciosa salsa de tomate casera siguen en el tenedor y, de repente, se ha caído encima tuya ensuciando tu ropa o el mantel. Esto es muy molesto, ya que las manchas de tomate son muy difíciles de eliminar.

Es similar con el vino. Especialmente en una noche con amigos es bastante habitual que alguna copa con vino tinto se caiga. También puede caer alguna gota sobre el mantel blanco o, peor aún, sobre la alfombra. Esto puede arruinar rápidamente una buena noche entre amigos.

Sin embargo, si quieres salvar la noche y tus prendas, hay algunos consejos simples que hacen que quitar manchas sea un juego de niños.

Para quitar manchas debes actuar de inmediato

Si algo ha ensuciado tu ropa o mobiliario debes actuar rápidamente. Cuanto más tiempo tardes en poner solución, más difícil será quitar una mancha. Esto no sólo se aplica a las manchas de sangre, café o vino tinto. Incluso las manchas de agua inofensivas, las manchas de grasa y las manchas de sudor deben ser tratadas inmediatamente.

Las manchas secas son difíciles de eliminar, incluso con los mejores limpiadores. ¡Así que actúa lo más rápido posible!

Confía en los remedios caseros

Al eliminar las manchas, no necesariamente tienes que recurrir a quitamanchas del mercado. Muchos son innecesariamente caros y dañan los textiles debido a su composición química. Por ejemplo, pueden descomponer las fibras y causar agujeros. Es mejor y más barato usar remedios caseros.

Los remedios caseros para quitar las manchas reaccionan con mayor suavidad y están presentes en todos los hogares. Así que si, por ejemplo, quieres quitar manchas de sangre o manchas de óxido en tu ropa, no tienes que ir corriendo al supermercado. Puedes buscar en el armario de tu cocina y ahorrar tiempo y dinero. Después de todo, cada minuto cuenta cuando se trata de quitar manchas.

Polvo de hornear: la cura milagrosa

El polvo de hornear se puede utilizar de muchas maneras en el hogar y es una verdadera cura milagrosa. Es por eso que es claramente uno de los mejores productos que puedes tener por casa. No sólo podrás hornear deliciosos pasteles y galletas, sino también luchar contra las hormigas no deseadas en la casa y eliminar las manchas. Está especialmente indicado para eliminar manchas de grasa y aceite.

Para ello, simplemente mezcla el polvo de hornear con un poco de agua hasta obtener una pasta cremosa. Ahora extiéndela sobre la mancha y déjala trabajar hasta que la pasta se seque. A continuación, sólo hay que raspar los restos y la mancha debe ser eliminada. Por último lava todo de nuevo en la lavadora como de costumbre.

Elimina las manchas con ácido cítrico

El ácido cítrico es también un arma efectiva para quitar las manchas. También puedes usar zumo de limón para eliminar manchas difíciles como manchas de tomate o manchas de vino tinto de la ropa blanca.

Simplemente añade un poco de ácido cítrico directamente a la mancha y déjala actuar por un tiempo. Verás lo rápido que desaparece la suciedad. A continuación, vuelva a introducir la prenda en la lavadora para eliminar los restos del ácido.

Elimina las manchas con vinagre

También puedes usar vinagre para quitar manchas difíciles como manchas de bolígrafo o manchas de maquillaje. Este es un producto que se puede encontrar en todos los hogares. Con vinagre podrás quitar manchas e impurezas de la ropa en un abrir y cerrar de ojos.

Remoja la mancha con vinagre y déjala actuar durante un rato. Luego toma un paño húmedo y elimina con cuidado la mancha. Después de este procedimiento, tu ropa debe estar libre de manchas de nuevo.

Conclusiones

Como has podido comprobar, si algo mancha tu ropa, muebles tapizados o alfombras, no siempre es una catástrofe. Con remedios caseros sencillos, podrás quitar la mayoría de manchas que se producen a diario. Sin embargo, es importante que actúes rápidamente y no dejes que las manchas se sequen.

Si la mancha no desaparece a la primera, no debes darte por vencido inmediatamente. Asegúrate de que has esperado el tiempo necesario o aumenta la concentración del remedio casero si es necesario en el segundo intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *