Cómo quitar una astilla del dedo sin dolor

Quitar astilla

¿Cómo quitar una astilla correctamente, ya sea del dedo o de otras partes del cuerpo? Las astillas se producen cuando un pedazo pequeño y delgado de madera u otro material perfora la piel y se incrusta. En la mayoría de los casos, la astilla se puede quitar sin dolor y con remedios caseros. Siempre debes tener las manos previamente lavadas y un equipo médico básico. Si el área está infectada, es posible que sea necesario consultar a un médico. Sigue leyendo si quieres saber cómo quitar una astilla de forma segura y sin dolor.

Aprende a quitar una astilla

Es posible quitar una astilla en casa usando uno de los métodos que podrás ver a continuación. La eleccion del método depende de los siguientes factores:

  • La ubicación de la astilla
  • La profundidad de la astilla
  • El tamaño de la astilla
  • La dirección de la astilla

A continuación te mostramos los métodos más comunes que puedes utilizar para retirar una astilla.

Quitar una astilla con pinzas

La mayoría de veces se trata de una astilla pequeña y de fácil acceso que se puede quitar con pinzas. 

Lo primero que debes hacer es desinfectar la zona y las pinzas con alcohol. Luego sujeta el extremo de la astilla entre los brazos de las pinzas. Por último saca la astilla con cuidado y despacio de no romperla.

Quitar una astilla con cinta adhesiva

Una cinta adhesiva muy fuerte puede ser usada para remover astillas más profundas. Este método es a menudo indoloro. Los pasos para quitar una astilla con este método son los siguientes:

Limpia y desinfecta a fondo de la zona. Pega la cinta adhesiva en la astilla. Espera aproximadamente 30 minutos y arranca la cinta. Si esté método no funciona la primera vez puedes volver a probar.

Con agujas y pinzas

Si la astilla ha perforado completamente la piel y ninguna parte del material es visible, puedes exponer parte de ella con una aguja. Una vez que parte de la astilla está expuesta, se puede quitar con pinzas.

Puedes quitar una astilla con una aguja y pinzas de la siguiente manera:

Desinfecta la aguja y las pinzas con alcohol. Perfora la piel con la aguja sobre la parte cercana a la superficie de la astilla. Presiona con las pinzas en la astilla y sácala con cuidado y despacio.

Con polvo de hornear

Haz una pasta con una cucharada de polvo de hornear y una cucharada de agua. Cubre la piel alrededor de la astilla con la pasta. Luego aplica un vendaje sobre el área y déjalo por lo menos 24 horas.

La solución de polvo de hornear debe funcionar de tal manera que la astilla sea arrastrada a la superficie y pueda ser removida más fácilmente y sin dolor con pinzas.

Vinagre o aceite

Otra forma fácil de quitar las astillas más difíciles es sumergir el área afectada en aceite de oliva o en vinagre blanco. Vierte un poco en un recipiente y deja el área en remojo durante unos 20 a 30 minutos, luego mira la astilla y fíjate dónde está.

Si aparece más cerca de la superficie, pero no es suficiente para salir, deja que se empape más tiempo. Una vez que salga lo suficiente, simplemente retírala y lava el área con agua y jabón.

Con un ungüento de extracción

Aquaphor es un remedio casero popular si la astilla está relativamente profunda en la piel. Es útil aplicar la pomada de extracción para transportarla rápida y suavemente a la superficie. Se tarda unos 30 minutos y luego se puede quitar la astilla con unas pinzas.

Consejos a seguir para quitar las astillas

Es importante que evalúes la herida antes de elegir un método de extracción. Estos son algunos factores a tener en cuenta:

  • ¿Qué parte de la astilla sobresale?
  • ¿Dónde se encuentra la astilla?
  • ¿En qué dirección va la astilla?

Antes de comenzar, debes lavarte bien las manos con agua jabonosa y desinfectar cualquier equipo que vayas a utilizar, como las pinzas. Siempre limpia la herida después de la extracción para evitar la infección.

Utiliza una lupa, si dispones de una, para ver mejor la astilla. También es posible utilizar una lámpara o la luz del día desde una ventana.

Por último, es importante no apretar o pellizcar nunca la piel alrededor de la astilla. La presión puede hacer que la astilla se rompa en varios pedazos o que se meta más debajo de la superficie.

Casos en los que debes consultar a un médico

  • La astilla está enrojecida o descolorida
  • La zona se hincha
  • Si la herida contiene pus
  • La astilla es grande
  • La piel está caliente
  • La astilla se encuentra cerca del ojo
  • La herida es excesivamente dolorosa
  • La astilla está profundamente incrustada en la piel

Conclusiones

Una astilla es una lesión común pero dolorosa que suele ser fácil de tratar en casa. Antes de quitar una astilla, se deben tomar las precauciones adecuadas, como lavarse las manos y desinfectar los instrumentos a utilizar. Debes acudir al médico para que te quite la astilla si es muy grande, está cerca del ojo o parece estar infectada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *